phone icon957 48 61 12 - Fax 957 49 85 45
Social:
divider

Archive



Tres causas de despido disciplinario

/ 0 Comments

Cuando el empresario decide extinguir el contrato de uno de sus trabajadores individuales por incumplimiento grave de sus obligaciones laborales estamos ante un despido disciplinario. ¿Cuáles son las principales causas que pueden llevar a una empresa a este tipo de despido?

  • Las faltas frecuentes e injustificadas de asistencia y de puntualidad. El número de faltas que justifican un despido disciplinario no viene estipulado en el Estatuto de los Trabajadores, van a ser los Convenios Colectivos los que tengan que establecerlo. Antes de llevar a cabo un despido por estas causas, es recomendable estudiar el las circunstancias del trabajador en el momento en que se han producido dichas faltas y valorar el factor humano.
  • Las ofensas verbales -insultos, amenazas o chantajes- o físicas por parte del empleado son una causa justificada del despido disciplinario. La falta de respeto no se debería producir en un trabajo, ni entre trabajadores, ni de empleados a superiores y tampoco de superiores a empleados.
  • La desobediencia e indisciplina del empleado. Esta causa, como todas las demás, debe ser probada y justificada adecuadamente antes de realizar un despido disciplinario.

¿Tienes problemas con alguno de tus trabajadores? ¿Crees que te van a despedir en la empresa de forma injustificada? En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral, ¡contacta con nosotros y te ayudaremos a solucionar tu situación!


separator


Tipos de despido

/ 0 Comments

Cuando el empresario decide poner fin a la relación laboral que tiene con el trabajador, se pueden dar varios tipos de despido. Hoy te mostramos las características básicas de cada uno de ellos para que sepas a lo que te enfrentas ante un despido.

Despido disciplinario

Se da cuando la causa que motiva el fin del contrato es un incumplimiento o falta grave por parte del trabajador. Las faltas que son consideradas como graves vienen recogidas en el artículo 54 del estatuto de trabajadores y en un apartado específico en la mayoría de los convenios colectivos.

El despido disciplinario puede dar lugar, a su vez, a tres tipos de despido:

  • Procedente. Cuando las causas del despido queden demostradas.
  • Improcedente. Cuando las causas del despido no puedan ser demostradas o no se hayan seguido los requisitos formales exigidos por la ley.
  • Nulo. Cuando el despido esté fundamentado en causas de discriminación recogidas en la Constitución. En este caso, se readmitirá al trabajador en el mismo puesto de trabajo pagándole los salarios dejados de percibir desde la fecha en la que fue despedido.

Despido objetivo

Se da cuando las causas que motivan el despido son de carácter económico, técnico, organizativo o de producción. Esta forma de despido también puede ser considerada procedente, improcedente o nula.

Despido colectivo

En este caso hablamos de un ERE de extinción. Se produce cuando el despido objetivo afecta a un número de trabajadores dentro de la misma empresa:

  • Diez trabajadores, en las empresas que ocupen menos de cien trabajadores.
  • El 10 por ciento del número de trabajadores de la empresa en aquéllas que ocupen entre cien y trescientos trabajadores.
  • Treinta trabajadores en las empresas que ocupen más de trescientos trabajadores.

separator

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies