phone icon957 48 61 12 - Fax 957 49 85 45
Social:
divider

Archive



Tipos de contratos mercantiles

/ 0 Comments

Tal y como os explicamos en una entrada anterior, un contrato mercantil es aquel que se lleva a cabo entre dos personas físicas o jurídicas a partir del cuál una de las partes presta servicios a la otra a cambio de una remuneración. La diferencia con un contrato laboral reside en que si la parte contratante se trata de una persona física, esta deberá darse de alta como autónomo y trabajar por cuenta propia.

Existen diferentes tipos de contratos mercantiles, a continuación os mencionamos algunos:

  • Los contratos de préstamo y crédito son llevados a cabo mayoritariamente por entidades bancarias. Consisten en que estas entidades realicen un préstamo económico a cambio que la otra parte devuelva la cantidad prestada a lo largo del tiempo junto a unos intereses.
  • Los contratos de cambio consisten en intercambiar un bien o prestar un servicio. Se incluyen en esta categoría los contratos por obra, de compraventa, de permuta o de suministro, entre otros.
  • En los contrato de seguro una de las partes (la aseguradora) cubre de determinados riesgos a la otra (la asegurada) a cambio de una cuota anteriormente estipulada.
  • En los contratos de colaboración una de las partes realiza una actividad con el fin de conseguir un objetivo concreto. Se incluyen aquí los contratos de agencia, de franquicia o de comisión.

En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral. Si necesitas nuestros servicios, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Estamos en Córdoba y te asesoraremos encantados.


separator


Más cosas sobre la jornada laboral

/ 0 Comments

Tal y como comentamos en la entrada sobre la duración de la jornada laboral, ésta viene regulada en el Estatuto de los Trabajadores, tiene una duración máxima de cuarenta horas semanales y se tiene que respetar tanto el descanso entre jornadas como el descanso semanal.

Los trabajadores cuentan con diferentes permisos para ausentarse de su puesto de trabajo de forma justificada, sin perder por ello la remuneración. Algunos de los permisos más conocidos son los siguientes: matrimonio, nacimiento de un hijo, defunción de un familiar, enfermedad de un familiar, mudanza, realización de exámenes oficiales o funciones sindicales, entre otros. Todas las empresas deberán permitir a sus empleados disfrutar de estos permisos sin que corra peligro la continuidad en sus puestos de trabajo.

Además de los permisos, también están recogidos y regulados en el Estatuto de los Trabajadores los motivos por los que pedir una reducción de jornada justificada. La lactancia y el cuidado de un hijo menos de doce años –en este caso, la reducción de la jornada será proporcional a la reducción salarial- son los más corrientes.

En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral. Contacta con nosotros si necesitas alguno de nuestros servicios, estaremos encantados de atenderte.


separator


La figura del falso autónomo

/ 0 Comments

Un término de rabiosa actualidad que aun no siendo nuevo se ha popularizado en los últimos años de dificultades laborales es el de falso autónomo. ¿Sabes lo qué es? ¿Te encuentras en esa situación y no lo sabías? En la entrada de nuestro blog de esta semana te hablamos sobre ello.

Un falso autónomo es aquella persona que trabaja en relación de dependencia con una empresa pero es obligado a darse de alta como autónomo en vez de ser contratado por cuenta ajena. Esta práctica que tanto se ha popularizado en los últimos tiempos está considera totalmente ilegal. Las personas que se encuentran en esta situación trabajan como un asalariado más pero no tienen ninguna de las ventajas que conlleva el estar contratado (días de vacaciones, prestación de desempleo, bajas médicas, cotización a la seguridad social…).

Para saber si eres un falso autónomo, lo principal es pensar si las condiciones laborales vienen impuestas por la empresa para la que trabajas o son negociadas entre las dos partes. Si preferías estar contratado y no lo estás, no decides sobre tus horarios, ni lo que cobras por cada trabajo… lo más probable es que seas uno de ellos.

En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral. ¿Tienes alguna duda o consulta? ¡Contacta con nosotros!


separator


¿Qué es un contrato mercantil?

/ 0 Comments

Existen muchos tipos de contratos y seguro que no conoces todos. Uno de ellos se denomina contrato mercantil y quizá nunca hayas oído ese nombre o quizá lo has confundido durante todo este tiempo con el contrato laboral. Por eso, hoy queremos explicaros qué es y qué diferencias tiene con el laboral. ¡Allá vamos!

Aparentemente, las diferencias entre ambos contratos no son muchas. En ambos se tiene que dar un acuerdo voluntario y mutuo, oral o escrito entre dos partes. Y en ambos la parte contratante se compromete y está obligada a pagar a la parte contratada por los servicios que ha prestado.

Sin embargo, la principal diferencia radica en la situación en la que se contrata a la parte contratante. Mientras en el contrato laboral el trabajador actúa por cuenta ajena, es decir, bajo la dirección de la parte contratante; en el contrato mercantil el trabajador es independiente, actúa por cuenta propia. La parte contratada del contrato mercantil puede tratarse tanto de personas físicas como jurídicas (sociedades anónimas, sociedades limitadas, cooperativas, autónomos…). Las dos partes que llegan al acuerdo trabajaban en igualdad de condiciones, mientras que en el contrato laboral el empleado está supeditado al contratante.

En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral. Si necesitas nuestros servicios, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Estamos en Córdoba y te atenderemos encantados.


separator


La duración de la jornada laboral

/ 0 Comments

La jornada laboral es el número de horas que ha de dedicar el trabajador a la realización de su actividad de contratación. La duración de esta jornada se establecerá atendiendo a lo pactado en los convenios colectivos o en el contrato de trabajo, o en su defecto se aplicará la jornada máxima legal. El Estatuto de los Trabajadores es la legislación que regula la jornada laboral y otros aspectos relacionados con el trabajo. Los artículos 34,35, 36, 37 y 38 delimitan los las posibilidades de actuación de los empresarios.

La duración máxima será de cuarenta horas semanales de trabajo de promedio en cómputo anual, es decir, se pueden exceder estas horas en ciertos momentos del año si se regulan haciendo menos horas en otros.

El número de horas ordinarias de trabajo efectivo no puede ser superior a nueve horas diarias, salvo que por acuerdo colectivo o entre empresa y trabajador se establezca otra distribución, siempre respetando el descanso obligatorio entre jornadas consecutivas -doce horas desde la finalización de la jornada anterior- y el descanso semanal -un día y medio por semana-.

En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral. Contacta con nosotros si necesitas alguno de nuestros servicios, estaremos encantados de atenderte.


separator


El contrato de confidencialidad

/ 0 Comments

La palabra confidencialidad suena a misterio, a algo secreto e importante… y más si se trata de un contrato. Si eres de los que cree que esto solo existe en las películas, estás muy equivocado. El contrato de confidencialidad es mucho más frecuente de lo que te puedas imaginar y hoy queremos explicaros todo sobre él.

Cláusula, acuerdo o contrato de confidencialidad son términos que vienen a decir lo mismo, que tienen el mismo significado. Se trata de un acuerdo en el que la parte contratada se compromete a no comentar nada relacionado con su trabajo fuera del entorno de la empresa. La relación contractual puede darse también entre colaboradores, inversores, diferentes empresas… Suelen estar relacionados con la propiedad intelectual y con nuevos productos o proyectos que una empresa está desarrollando y de los cuáles no quiere que la competencia tenga ninguna pista.

Se tiene que estipular claramente por escrito qué es lo que se puede decir y qué es lo que no, es decir, cuál es la información exacta que se debe mantener en secreto. En ocasiones también se fija un tiempo de vigencia, con una fecha de comienzo y otra de fin. Incumplir este tipo de contratos, suele tener consecuencias -normalmente la parte que se ha saltado la confidencialidad deberá indemnizar a la otra-.

En J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento jurídico, financiero y laboral. No dudes en contactar con nosotros si necesitas nuestros servicios.


separator


Características del contrato fijo-discontinuo

/ 0 Comments

Además de los temporales, los de obra y servicio, los de sustitución y los deseados contratos indefinidos, existen otros tipos de contratos de trabajo menos conocidos, como es el caso del contrato laboral fijo-discontinuo. ¡Os lo contamos todo sobre él!

  • Es una modalidad de contrato indefinido que se concierta para realizar trabajos que se realizan en temporadas concretas, pero no se dan siempre en la actividad habitual de la empresa. Los trabajadores de la hostelería que trabajan solo en la temporada alta y los empleados de un colegio que cierra durante los meses de verano son dos ejemplos de este tipo de contrato.
  • Cuando la actividad laboral se acaba, los empleados dejan de trabajar, pero cuando comienza de nuevo, volverán a ser llamados. La actividad no se extingue, si no que se interrumpe, por lo que cuando esta vuelva a reanudarse, el contratado volverá a su puesto de trabajo habitual.
  • Mientras que en los contratos eventuales por necesidad de producción, la contratación responde a incrementos de trabajo de carácter extraordinario, en los fijos-discontinuos, responde a necesidades periódicas.
  • Durante los periodos de inactividad, el trabajador fijo-discontinuo se encuentra en situación de desempleo. Para cobrar la prestación durante el tiempo de inactividad, el trabajador ha tenido que cotizar el tiempo mínimo exigido. En este caso, la prestación se suspenderá al volver a trabajar y se reanudará al finalizar el contrato, como es habitual.

Si tienes dudas sobre este tipo de contrato u otro, en J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral. ¡Contacta con nosotros!


separator

Mano haciendo cuentas con papel y calculadora

El IRPF en las nóminas

/ 0 Comments

A final de mes, lo que todo el mundo espera es que le ingresen la nómina a tiempo en el banco para poder pagar todos los gastos que cada uno tiene encima: la hipoteca o el alquiler, las facturas, el seguro del coche, la academia de los niños, la comida… Sin embargo, muchos no se dan cuenta de que la nómina que reciben contiene mucha información útil.

En ella aparecen datos relevantes como el salario base, el porcentaje que se destina a desempleo o a formación, o las retenciones del IRPF, entre otras. Este último dato está relacionado con el sueldo neto que le llega al trabajador, pero también, con la declaración de la renta.

Normalmente el trabajador ve como positivo que le retengan lo menos posible, porque su sueldo neto será mayor. Sin embargo, las empresas calculan el IRPF de forma genérica y no tienen en cuenta otras circunstancias, como por ejemplo que un empleado tenga otro trabajo. Pero Hacienda si lo tendrá en cuenta cuando haga el cómputo anual en la declaración de la renta y es probable que salga a pagar. Sin embargo, si el IRPF que nos retienen es algo mayor del que deberían por nuestro tipo de contrato, la declaración de la renta saldrá a devolver.

Es importante valorar la situación de cada uno y analizar qué es lo que beneficia en cada caso concreto. En J. Gómez Asesores somos asesores fiscales, si necesitas alguno de nuestros servicios, ¡contacta con nosotros!


separator


Estoy en paro, ¿puedo trabajar a jornada parcial?

/ 0 Comments

El ámbito laboral cada vez es más complicado y se pueden dar cantidad de variantes de tipos de contratos, demandas de empleo, subsidios… Una de las dudas más comunes de alguien que está cobrando la prestación por desempleo es saber si la perderá al aceptar un trabajo de jornada parcial. Existen dos opciones para las personas que se encuentran en esta situación y os las explicamos a continuación.

Cobrar el paro reducido en la parte proporcional

Lo primero es dejar claro que se puede cobrar simultáneamente la prestación de desempleo y el sueldo laboral, con la característica de que la prestación se reducirá proporcionalmente al porcentaje de horas que se vaya a trabajar. Es decir, si el contrato es del 25% de la jornada completa -10 horas semanales-, este sueldo será complementado con el 75% de la prestación que se estaba cobrando hasta el momento.

Dejar de cobrar la prestación mientras se trabaja a jornada parcial y reanudarla cuando finalice

Si la opción anterior no favorece al demandante de empleo, existe otra alternativa. Cuando la jornada, aún siendo parcial, es cercana al 100%,  compensa más darse de baja en el paro para seguir cobrándolo íntegramente cuando se acabe el contrato.

Si tienes alguna duda sobre este u otro tema relacionado, no te preocupes, en J. Gómez Asesores somos especialistas en asesoramiento laboral, te ayudaremos, ¡ponte en contacto con nosotros!


separator

joven de practicas en su empresa

Diferencias entre convenio y contrato de prácticas

/ 0 Comments

Durante el verano, muchas empresas se llenan de jóvenes estudiantes que realizan en ellas las prácticas obligatorias de su formación. Estas prácticas, que se regulan bajo un convenio entre la empresa y la universidad, no deben confundirse con un contrato en prácticas. En otras ocasiones hemos hablado de los contratos en prácticas y de las particularidades que tienen, pero, en la entrada de esta semana, queremos a hablar de las diferencias entre convenio y contrato.

Lo primero es dejar claro que las prácticas reguladas por un convenio están destinadas a formar en aspectos prácticos a personas que aún no han finalizado sus estudios, mientras que el contrato en prácticas requiere que la persona haya obtenido ya su titulación. Otra diferencia es que un contrato en prácticas si que se cotiza, porque existe relación laboral entre la empresa y el trabajador, pero en un convenio en prácticas no.

Además, las condiciones del convenio de prácticas vienen reguladas por los requisitos que fijen la entidad educativa y la empresa que vaya a acoger al becario. Sin embargo, las condiciones del contrato en prácticas están reguladas por un convenio colectivo y el salario no podrá ser inferior al 60% del sueldo fijado durante el primer año y al 75% el segundo.


separator

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies